sábado, 7 de diciembre de 2013

Clave de fa

Hay cosas que descubrí en el viaje que me hacen sentir poderosa...
otras... me hacen sentir tan pequeña y vulnerable, que casi me avergüenzan...

Hay cosas de esas que me hacen sentir vulnerable, que no estoy preparada ni para nombrarlas, que me dan vueltas en la cabeza, queriendo pasar por la lapicera y se truncan en el medio. no hay vuelta, no salen. 


¿que harías si no tuvieras miedo? me pregunte infinidad de veces. 


Algunas veces la respuesta fue tirarse al agua desde un puente... otras fueron más sencillas, si es la palabra.


La realidad que es la respuesta a la pregunta es larga... pero se acorto mucho.


En el medio apareció la clave de fa. Y empece a notar, que en mi historia, había muchas cosas en clave de fa.


Porque y que es clave de fa? bueno, clave de fa es eso... la clave de fa. 


Cuando tenia unos diez años, hice 3 años de conservatorio de piano, aprendí a leer en clave de sol, entre muchísimas cosas, deje el conservatorio cuando empece a estudiar clave de fa. Y a partir de eso, mi historia musical quedo truncada, como muchas otras cosas, y es hoy, que no me animo a retomarla por medio de ningún instrumento musical. 


En un momento, me empezó a pasar que hacer música me daba miedo, me daba vergüenza .. y eso se trasladaba a un montón de cosas, que no hacia, por miedo o vergüenza. 


Lo peor... es que son palabras que detesto. Me dan bronca, me da bronca no hacer algo por alguno de los dos motivos. 


Simbólicamente, ese montón de cosas que no hacia, y en algunos casos tampoco hago, están en clave de fa. 

Como si la vida transcurriera musicalmente... no se si me explico...
La clave de sol, son cosas que domino perfectamente, puedo leer y tocar el piano sin mucho esfuerzo y así un montón de cosas.
Pero nunca termine de aprender a tocar en clave de fa... por lo que, por un lado no la domino, y encima ponele que me da miedo. Que estúpido suena decirlo no? Pero es así. 

La cuestión es que hay cosas que están en clave de fa. Cosas grosas. 


Bueno, acá estoy, tenia un montón de rarezas acumuladas que tenían que ver con temas sentimentales masculinos, y acá estoy hablando de mi. 

3 comentarios:

Laura Perez Guillen dijo...

cada vez que leo este texto me siento, te siento y siento aquellas charlas largas allá por el norte. Claramente la vida es música y colores, que algunos valores o notas te hacen vibrar y la piel se te pone así como nunca y cada uno tiene ese tinte que te empasta la paleta y vos ves como otros pintan de eso el camino y no entendés como, si a vos eso te arruinó el bocho. Pero están las veladuras, esas armonías que te salvan de a poquito a dar el salto y meter ese ruidito en toda tu composición de los días de a poquito, manteniendo pa' adelante.

Catalina dijo...

Seguramente esto lo empece a escribir en mi cabeza en ese Norte, ahí con vos.
Hay colores fuertes, que brillan, y un día no sabes como se te paran al lado y no se mueven. Vos sos uno de esos.

Laura Perez Guillen dijo...

lucecita linda!