miércoles, 1 de febrero de 2012

justo entendieron todo cuando no había más nada que entender...

Algunos me causan mucha intriga.
La intriga es algo que me es difícil de tolerar. Me genera densitud.

Las chicas no estamos acostumbradas al hombre histérico. Supongo que los chicos tampoco a las mujeres que van de frente. Tampoco es que yo vaya tan de frente... tengo momentos.

Pero esto del hombre histérico me genera intriga, y otras cosas... pero la intriga, es algo casi intolerable.

Hay tipos que juegan ese bendito juego de la histeria, que no es más que... humo, basicamente.

Esta gente que derrocha humo... como explicarlo. Los ves, los escuchas, hasta en un punto los admiras, pero no podes evitar pensar... Sé normal! sé vos! si esta todo bien, si gusta igual, si con humo o sin humo las chicas mueren.

Me generan muchas ganas de traspasar el humo y ver bien, entender que hay debajo, conocer, saber, inspeccionar, compartir eso que normalmente no muestran. A veces... en la intimidad se les sale... a veces. O cuando piensan que nadie presta atención.

Me dan la sensación de que debajo de eso, hay un mundo por descubrir, mucho menos frio, más sensible, más sentido, más humano, más transparente, más sereno, más pacifico, aunque no tan gracioso... Derrochones de ternuna, solo cuando quieren.
Y cuando ves el contraste... te descoloca... pienso.. No sos así! yo conozco tu otro yo! Yo sé que no sos frío, ni agreta, ni seco...

Me intrigan las personas con esas características...
Porque por un lado, conozco esa parte sensible, esa parte que necesita afecto, esa parte que derrocha ternura.
Pero no sé, supongo que algo hace que no se muestren así, quizas miedo, a muchos no nos gusta exponernos, esta siempre dando vueltas esa cosa, ese miedo a sufrir, a que te hagan lo que alguna vez hiciste, a no sé que...
Clasico, te acercas se alejan, te alejas se acercan...
A mi los alejamientos me ponen medio de la cabeza. Se me activa un sistema que solo quiere acercarse más... y sé que es uno de mis momentos más hincha pelotas. Y sé tambien, que eso aleja más. No sé, quizas una parte de mi lo hace a proposito... porque prefiere que se me alejen.
No lo sé.
Pero no me gusta, preferiria alejarme cuando se alejan, y acercarme cuando se acercan. Todo seria más sencillo, y no andaria por ahi rompiendo las pelotas...
Pero bueno, perdon. Me pasa así.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Hola, hemos agregado un trackback (enlace hacia este artículo) en el nuestro ya que nos pareció muy interesante la información detallada pero no quisimos copiarla, sino que nuestros lectores vengan directamente a la fuente. Gracias... www.simitporplaca.net