miércoles, 1 de diciembre de 2010

Mi abuelo...

Mis Abuelos maternos formaron y forman una parte esencial de mi vida.
Fueron una parte fundamental de mi crecimiento, estuvieron conmigo desde el dia 0 de mi vida.
Me acompañaron, me cuidaron, me malcriaron, me criaron, me quisieron, me adoraron.
Siempre lo ame y los amo profundamente. Con sus defectos y sus virtudes, con sus mochilas cargadas de guerra, desamparo, soledad, desarraigo y un monton de cosas.
No fueron perfecto, hicieron lo que pudieron con sus vidas, con sus hijos, y mejoraron con sus nietos. Creo.
Nunca nos dejaron decirles abuelos, ni nonos, ni nada, siempre los llamamos por sus nombres, Lina y Gre.
De chiquitas, mi hermana y yo ibamos a todos lados con ellos, a San bernardo, a la zapateria, a la casa de los paisanos, a mil lados.
Nos cuidaron y los cuidamos incontables veces, aunque no era nuestra funcion, ni teniamos la edad para hacernos cargo. Por vivir casi en la misma casa, eramos las que siempre estabamos cuando les pasaba algo.
Un dia Lini se enfermo y cerraron la zapateria. Tuvo cancer de colon, la operaron, le hicieron quimioterapia, y Gre la cuidaba como nadie mas pudiera hacerlo. Se necesitaban, pero Gre mas que nadie necesitaba que Lina se cure, ella le preparaba la comida que a él le gustaba, le preparaba la ropa para salir, para estar en casa, para cortar el pasto. Una vez Lina se fue sola a Italia, y tuvimos que subir a hacerle la comida a Gre, porque solo no podia. Entonces Lina se curo. Pasaron los años, hubo miles de quilombos que todos hubieramos preferido que no pasaran. Se pelearon con 3 de sus hijos, no se vieron por años, mi mamá se peleo con sus hermanos. Fue una época muy dificil, en donde todos dejaron de verse, de hablarse. Los años de mi adolescencia, que tanto habia esperado que llegaran, los pase lejos de mis primos, cuando hubiera sido feliz, si los atravezaba con ellos.
Con el correr de los años, las aguas se fueron calmando, Gre se enfermo. Nunca me voy a olvidar, el dia en que Lina llamo desesperada, diciendo que Gre no se sentia bien, estabamos en unicenter, y volvimos corriendo. Era un sabado, esa noche le dije a mi mama: "Mami, Gre tiene lo mismo que tuvo Lina", me respondio: "no seas boluda, nada que ver". ok. Dos días despues, le descubrieron que tenia cancer de colon, el mismo cancer que habia tenido mi abuela.
A partir de ahi, no hubo dia en que no tuviera un miedo espantoso a que se muriera en cualquier momento.
Lo operaron, le dieron quimioterapia, lo volvieron a operar, le volvieron a dar quimio. No se cuantas veces, lo unico que sé, es que era un tipo con una fuerza increible, con una postura, un andar y una voz imponente, que cada vez con menos fuerza y menos pelo se iba empequeneciendo.
Era un Tano cerrado, cabeza dura, que siempre hacia lo que queria, que solo habia estudiado pocos años de la primaria, que le apasionaba aprender, deslumbrado por los avances de la tecnologia, casi casi que se compra una computadora con sus 70 y pico de años, comerciante de flores y zapatos, que tambien le gustaba construir, que le encantaba dirigir y que las cosas se hagan como él decia, era super exigente, con todo, y todos. Ya sé, no era un tipo facil, no habrá sido facil ser su hijo/a, ser su nieta, para mi, era lo mejor que me podia pasar. Nos adoraba, nos daba todos los gustos, le encantaba estar con nosotras, nos llevaba, nos traia. Recuerdo un verano en San Bernando, que estaba el circo Chaco vachi en la plaza (eran 5 o 6 personas), cuando los descubrimos, ibamos todos los dias. Y él se divertia igual, o más que nosotras.
Pero así, con sus cosas, era un tipo que sus amigos adoraban, que marco la vida de muchos, que dejo una huella imborrable en nosotros, dejo huellas miles, buenas y malas en toda su familia.
Ese cancer de mierda que odio con toda mi alma, lo hizo apagarse. De a poco, cada día un poquito más. Él lo sabia, nos decia "aprovechen a su abuelo que no le queda mucho", horrible, no puedo olvidarme esas palabras. ¿lo aproveche? hasta el ultimo instante, y más tambien.
La ultima semana, fue de terror. El se sentia peor que nunca, la casa estaba invadida por sus hijos que no lo querian dejar ni un minuto. Lina, sobrepasada, todos sobrepasados. Peleas, gritos, llantos, reconciliaciones. Era todo caotico.
Mi hermana, mi papá y yo, sumergidos en todo ese delirio del que no podiamos escapar... y pocos tenian en cuenta que para nosotros tres, tambien se estaba muriendo una persona que era como nuestro papá, loco, pero era así.
Hoy hace 9 años de ese fatidico día en que no se desperto, sin reparos, ese fue el peor día de mi vida.

7 comentarios:

GRITARLEALVIENTO! dijo...

EHH ESTOY LLORANDO MILLLLL

Carolina dijo...

Qué lindo lo que contás!!!!
Sé que es muy triste, pero es maravilloso que hayas aprovechado así a tu abuelo, el mío fue más malo que la mierda...

Basta de chitear dijo...

estuve todo el dia de ayer tratando de que me salgan las palabras. Pero eran muchas lagrimas y pocas palabras.
Al fin quedo esto... gracias carito... cuak

Ale dijo...

Muy buen post!

Basta de chitear dijo...

GRacias Ale!
beso

Jazmin dijo...

Oh! Lamento estar poniéndome al día tan tarde, si vale la contradicción...

Habría preferido comentar ese día.
Entiendo el dolor de perder un abuelo (abuela, en realidad) y la felicidad de haberla disfrutado mucho, mucho.

Te mando un beso enorme, retroactivo.

Basta de chitear dijo...

dolor y felicidad... si si, se siente siempre.
y orgullo, de haber hecho y hacer lo que quiero con ellos!
Me matan las caras de felicidad que ponen mis abuelas cuando llego, las como a besos y les digo que estan hermosas... increible.