martes, 23 de noviembre de 2010

el amor - no amor chitea...

Hace unos años, en un cumpleaños, mi amiga conoció un chico, Pablo. Ese chico la encandilo, era tan lindo, tan simpático, tan buen mozo…
Ella hacía un tiempito habia conocido a su actual novio, Leo, no es que eran guachi novios formales. Pero le gustaba, y no iba a tirarlo por la borda.
En fin, la cuestión es que esa noche que conoció a ese chico, Pablo, le encanto, no sabemos, si alguna vez él tuvo onda con ella. Ese día antes de irse, bastante ebria, le dijo que le encantaba, pero que estaba con otro chico, y que entonces seria en otro tiempo y en otro espacio. Cualquiera. No sé porque hizo eso. Una caradura. Quizas él no se acuerde que le dijo eso, o si...
Durante algunos años se veian cada vez que ese amigo en comun cumplia años. Siempre hablaron mucho, de muchas cosas, de sus complicadas cabezas, de sus idas, venidas, siempre fue una persona hermosa, en todo sentido.
Alguna que otra vez, por motivos que no me acuerdo se vieron extra cumpleaños, y así se fueron dando muchas veces que ya no se veian una vez al año. Ella lo mira y no puede creer que sea un tipo tan interesante, le encanta, la cuelga. Pero siempre fue algo en su cabeza. Una tentación constante que sabe que no puede. Como estar a dieta, aunque nadie te prohíbe mirar el menú, no?, Sí la he escuchado hablar de este tema...
Un día Pablo se fue a vivir a otro país. No sé cuánto tiempo paso, no sé cuanto hace que vive allá. Hablan bastante seguido, se quieren y aprecian un montón, pero nunca pasó nada... nada...
Ella sigue de novia con Leo, despues de mucho tiempo. Pero siempre que Pablo aparece se le vuelan los pajaritos, y a mi me queda la oreja morada.

2 comentarios:

Jazmin dijo...

Claro, pobre chica. Como para no estar con los patitos volando...

Es que un "imposible" es, casi por definición, perfecto. Casi nunca se le ven los defectos porque una está obnubilada por cada detalle suyo que nos parece tan liiiiiiiiiiiiiiindooo :) jijiji


¿No?

Basta de chitear dijo...

Exactamente...
es casi, perfecto...
le das vuelta y vuelta... y no le encontras el defecto.
aunque a veces queres encontrarlo... para que te deje en paz... pero...